Día 1: Cómo superar la vergüenza y relajarte cuando empiezas a hablar otro idioma 

- nuevos mundos que descubrir

- 50 errores

- antes de que estés preparad@

- Tu primera Tarea

El idioma no es un manual de reglas ni un diccionario

Hoy es un día muy importante. Porque a partir de ahora vas a cambiar completamente tu actitud hacia el aprendizaje de idiomas extranjeros: lo vas a ver con otros ojos, desde un punto de vista completamente diferente al común.

¿Preparad@? Vamos allá.

1 - ¿Qué te sugieren el país y la gente cuyo idioma vas a aprender?

¿Has elegido ya el idioma que vas a aprender en estos días?


Supongamos que quieres aprender italiano. ¿Qué exactamente te viene a la mente cuando piensas en Italia? ¿Qué te sugiere el país? Yo personalmente pienso en lo bonito que es, en las estrechas calles de sus magníficas ciudades mediterráneas, en la exquisita comida italiana, en las películas y canciones de Adriano Celentano... Cierro los ojos y me imagino estas cosas. Así, desde el principio tengo una mentalidad positiva al empezar a aprender este idioma.


¿Por qué es importante?

Porque la única manera de relajarse y no sentir vergüenza al abrir la boca es entender que cualquier lengua está pensada para comunicarse. El idioma no es un manual de reglas o de ejercicios gramaticales, ni un diccionario. El idioma no se ríe de ti cuando cometes errores ni pretende ser difícil para molestarte. El idioma que estás aprendiendo puede (y debe) ser una especie de refugio, un espacio donde te sientes a gusto, te sientes relajado. El idioma está estrechamente relacionado con la gente que lo habla, con su mentalidad, con su estilo de vida. ¡Hay mucho que descubrir en este nuevo mundo y muchas cosas que disfrutar! Nadie necesita que seas perfecto, mucho menos el mismo idioma :)


Tus asociaciones positivas con el idioma (el país + la gente) te ayudarán a combatir la tensión innecesaria y la sensación de angustia que puedes tener cuando empiezas a hablar. Te aconsejo que siempre tengas presentes esas sensaciones y pensamientos reconfortantes; por lo menos, hasta que te relajes y empieces a disfrutar del proceso.

2 - Nuevo reto a partir de hoy: cometer 50 errores al día

Si has leído mi blog, sabrás que me encantan los retos. Pero este es, sin duda, mi favorito. No hay nada mejor que cometer errores y que te los corrijan. Mi mentalidad en cuanto a los errores es la siguiente:


Cuanto más hables desde el principio → más errores cometes  

Cuanto más errores te corrijan → más rápido aprendes


Resumiendo, ¿estás listo para cometer tus 50 errores hoy? Y sí, una cosa más: prepárate a reír mucho, porque algunos errores van a ser graciosos. Otro punto más a favor de los errores :)


3 - Habla antes de que te sientas preparad@

Otra manera de superar la vergüenza que sientes a la hora de hablar otro idioma es... ¡hablarlo! La clave es empezar a hablar cuanto antes. Cuando empecé a aprender francés, tuve mi primera conversación con un nativo después de 3 semanas; sin embargo, más tarde me di cuenta de que podía haberlo hecho mucho antes. Así que con el italiano ya fui más valiente: tuve mi primera conversación después de 7 días de aprendizaje


¿Qué beneficio tiene empezar a hablar tan pronto? Es la manera más rápida de romper la barrera interna que todos tenemos cuando empezamos a hablar otro idioma. Por supuesto, esta barrera no va a desaparecer del todo con una conversación, pero la satisfacción de que lo has hecho está ahí y ya no hay vuelta atrás.

Tu tarea práctica de hoy

Mañana vamos a empezar a crear tu vocabulario activo para la primera conversación. Por hoy, solo te pediré que hagas una cosa:

  • Busca en tu idioma las fórmulas básicas que se utilizan para decir lo siguiente:
    - ¡Hola! Me llamo (tu nombre). Encantado. ¡Hasta luego!

    Cuando encuentres estas frases, escríbelas a mano en una libreta. Luego léelas en voz alta varias veces y apréndelas de memoria.

    TIP 1: Puedes mirar las frases básicas de este tipo para cualquier idioma del mundo aquí.

    TIP 2: Puedes escuchar cómo se pronuncia cualquier frase en el idioma que vas a aprender aquí

La mejor manera de comprometerte con tu reto

Cuando empiezo un reto, siempre publico una entrada en el blog hablando de él. Así, me comprometo delante de mis lectores y ya no puedo fallarles. Por esta razón, te aconsejo que hagas lo mismo: háblales a tus amigos sobre tu reto, compártelo en las redes sociales, y ya no podrás echarte atrás.

Eso es todo por hoy. ¡Nos vemos mañana!

© 2018 Hackeandoidiomas.es